Bienvivido y Bienvivida

BUENO, EN EL FONDO, FONDO, FONDO, NO EXISTIMOS.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

martes, 12 de septiembre de 2017

TIEMPO CIRCULAR



Las tres fuerzas: POSITIVO, NEGATIVO Y NEUTRO.

Lo positivo y lo negativo es la cultura de la dualidad, es el tiempo lineal. El cambio evolutivo del estado de conciencia es el tiempo circular.

 





"Es hora de que la humanidad despierte del trance de lo positivo-negativo. El pensamiento positivo es sólo la versión psicológica de la cirugía plástica del cuerpo. A largo plazo simplemente no funciona, y sólo crea más sufrimiento. El pensamiento positivo es realmente un pensamiento completamente obsesionado con la negatividad, enfocado en la negatividad, en guerra con la negatividad… lo que resulta bastante negativo, si lo pensamos bien"

Jeff Foster




lunes, 11 de septiembre de 2017

JUICIO A LA ESCUELA



Todos somos unos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de escalar un árbol, vivirá su vida entera creyendo que es estúpido. – Albert Einstein.


– Dime Escuela, 
¿Estás orgullosa de las cosas que has hecho?
¿Convirtiendo a millones de jóvenes en robots?
¿Te parece eso divertido?
(...)



EL ROTO

... Claro que las Matemáticas son importantes, pero no más que el Arte o la Danza...

...Y la acuso de matar la creatividad, a la individualidad y de ser intelectualmente abusiva...

...literalmente en más de un siglo, NADA HA CAMBIADO...

viernes, 8 de septiembre de 2017

CÓMIC Y ÉTICA MÉDICA



“El cómic es una gran herramienta para aprender ética y deontología”

La Dra. Mónica Lalanda acaba de publicar “Con-Ciencia Médica”, un libro de cómics con el que, sobre la base del Código de Deontología, trata de reflexionar sobre cuestiones éticas inherentes a la práctica de la medicina. VER POST 



Viñeta sobre confidencialidad de "Con-ciencia ética"

Mónica Lalanda: “La medicina tiene una parte de ciencia, otra de humanidad y otra de arte, son inseparables” 

Una de nuestras incuestionables referentes, comprometida con la profesión, con la ética y con hacernos entender que la medicina tiene un punto de humor que, llevado al cómic, hace que todo sea más fácil. 




Los sanitarios padecemos una enfermedad que nos lleva a cometer errores; se llama condición humana, incurable e inevitable. Errar es humano pero mientras los cocineros cubren sus fallos con salsas y los arquitectos con plantas, los errores médicos se cubren desafortunadamente con tierra.




miércoles, 6 de septiembre de 2017

EL JAZZ DE THELONIOUS MONK


Thelonious Monk tocaba el piano en estado de éxtasis, 
improvisando el 90% de cada canción.



El próximo 10 de octubre se cumplen 100 años de su nacimiento.



Cuando el musicólogo Henry Edwuard Krehbiel recibió el encargo pionero de estudiar las composiciones de los músicos afroestadounidenses invitados a actuar en la Exposición Universal de Chicago de 1893, el eminente experto confesó frustración y asombro, "Ni siquiera Berlioz, en su esfuerzo supremo y con ejército de percusionistas, fue capaz de producir nada comparable (...) Los mejores compositores del momento son los mayores neófitos en comparación con estos salvajes negros", escribió, transformado para siempre y sufriendo el colapso de ideas canónicas sobre ritmos, dinamismo, y melodía que había estudiado en los conservatorios.

Fragmento del artículo de Jose Ángel González en el diario 20MINUTOS del miércoles, 6 de septiembre de 2017.








martes, 5 de septiembre de 2017

Abuso de Psicofármacos (11)



Joan Laporte, médico, catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona. Ex jefe de Farmacología del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona. Nos aclara el tipo de engaño y cómo se receta abusivamente los distintos psicofármacos.

Fragmento del post extraído del enlace : 
https://soycomocomo.es/invitado/joan-laporte


La palabra psicofármaco incluye cuatro tipos de fármacos: 
los hipnosedantes, los antidepresivos, los antipsicóticos y los psicoestimulantes.

HIPNOSEDANTES
Los hipnosedantes, si se toman en cantidades bajas, disminuyen la ansiedad, pero si se toman dosis más altas, provocan sueño; si son aún más altas, coma e, incluso, la muerte. El Tranquimazin es el hipnosedante más conocido, y es un engaño como medicamento.

ANTIDEPRESIVOS
Son mal llamados antidepresivos. Son psicofármacos que se usan para la depresión, pero que sólo modifican algunos de los síntomas. En general, tanto los antidepresivos como todo el resto de psicofármacos no son curativos: son sustancias que modifican el estado de conciencia y es entonces cuando pueden mejorar algún síntoma, pero no curan.




ANTIPSICÓTICOS
También mal llamados antipsicóticos. Funcionan aislando el cerebro de todo lo que le rodea. Es decir, impiden que entren estímulos al cerebro, y también que el cerebro emita hacia el exterior. Hacen de barrera. Pueden ser útiles para brotes psicóticos agudos, en pacientes con delirio, agresividad, pero no tienen un efecto sobre la base de la enfermedad causante.





PSICOESTIMULANTES
Son las anfetaminas, que se usan para tratar el TDAH infantil y adulto. No curan la causa del déficit de atención ni de la hiperactividad, sino que aumentan la capacidad de concentración de la persona, y, por tanto, mejoran los síntomas.









...Todos los problemas neurológicos de las personas mayores son agravados por los antipsicóticos y los otros psicofármacos. Habría que tener especialmente cuidado que no tomara la gente mayor, que es quien, en cambio, los recibe de manera masiva.

VER TODO EL POST




domingo, 3 de septiembre de 2017

Las vacunas no "salvan vidas" (10)


El Dr. Juan Gérvas, defensor de la ética médica, ha sido linchado en redes por publicar que las vacunas no "salvan vidas".

Textos tomados de la web: 
http://www.actasanitaria.com/linchamiento-si-pero-las-vacunas-no-salvan-vidas/

Con la serenidad científica que lo caracteriza, el autor aborda el linchamiento a que ha sido sometido en redes sociales por quienes abogan por el pensamiento único en medicina. La vieja inquisición tan denostada y la repudiada censura gubernamental están siendo reemplazadas por quienes, en la algarabía de las redes sociales, pretenden acabar con cualquier atisbo de disidencia, por científica que sea.


EL ROTO




Dada la potencia médica es fácil deslumbrarse y creer que los médicos y sus tratamientos “salvan vidas”. Incluso hay muchos médicos (y otros profesionales sanitarios) que creen salvar vidas. Creen sinceramente que con su trabajo salvan vidas; pero ello es absurdo y refleja ignorancia y arrogancia. Arrogancia en cuanto ningún médico, ni nadie, salva vidas. Ignorancia pues siempre se cumple inexorablemente la Ley de Hierro de la Epidemiología, de forma que moriremos todos los que hemos nacido. Además, al creer que lo importante es “salvar vidas” pasa a segundo plano la cuestión de la calidad de vida de quienes ha sido “salvados”, que es cuestión clave. Centrarse en la espectacularidad de los resultados a corto plazo es parte de la estrategia dañina de las organizaciones filantrópicas internacionales que dominan la agenda de salud mundial, como ha señalado The Economist.





EL ROTO

Respuesta en Twitter (agosto 2017) a: “Algunas vacunas cambian causas de muerte, prologan vidas y dan calidad a las mismas. Ninguna vacuna “salva vidas”. 

Recojo sin correcciones ni modificaciones algunos de los cientos de comentarios en Twitter al hacer notar el hecho de que “las vacunas no salvan vidas”; algunos son de médicos y otros profesionales de la salud. Lea hasta el final, por favor: IR AL FINAL DEL POST












miércoles, 30 de agosto de 2017

El mini burka occidental




El sujetador en el bikini es el mini burka occidental




Además no usar sujetador es beneficioso para la salud






martes, 29 de agosto de 2017

El hexágono es nuestro centro vital



Venirte abajo, recomponerte. Luego venirte abajo, después recomponerte de nuevo. 
Ciclos de integración y desintegración. 
Caos y claridad. 
Quietud y actividad. 
Cordura y confusión. 
Desesperanza y esperanza. 
Conforme fluye el mundo natural, el despliegue del corazón está vivo y tiene la esencia de lo desconocido...


Con la intersección de las dos A se crea un hexágono.
Simboliza la esencia secreta.




Justo en medio de este “venirse abajo” y “recomponerse” está la esencia secreta...

Eres el inmenso espacio en el que “venirte abajo” y “recomponerte” danzan unidos, y nunca estarás limitado a ninguna de esas historias...

Con la intersección de los dos triángulos se
crea un hexagrama.  Representa el corazón
del alma humana.




Si te mantienes demasiado identificado con “venirte abajo”, interrumpirás la vitalidad natural que es la esencia de la experiencia pura e inmediata...


Pero si te mantienes demasiado identificado con “recomponerte” te desconectas de tu vulnerabilidad natural y del misterio espontáneo conforme aparece, dándole la espalda a la palpitante realidad de que tu corazón podría romperse en cualquier momento...

El texto es un fragmento del post de Matt Licata: VER




GAFAS REFLEJANDO UNOS OJOS




FOTOGRAFÍA SIN MANIPULAR



domingo, 13 de agosto de 2017

SEXUALIDAD SAGRADA



El ocultista británico Aleister Crowley, una de las figuras más influyentes en la magia sexual moderna, consideraba que "Dios es el instinto sexual", en una provocadora frase que en realidad es bastante razonable si se considera que la sexualidad es la versión microcósmica de la creación del universo.




En la palabra ORGASMOS habita la palabra
ORAMOS



En Occidente el escritor Paschal Beverly Randolph, popular entre practicantes de la magia sexual moderna, escribió que el momento nupcial --el orgasmo-- es ideal para hacer una "oración". Esto sugiere que el orgasmo es la confluencia o condensación de la energía que es imbuida por el poder de la intención --la intención o voluntad que en diversos sistemas es equivalente a la magia misma.

En el acto sexual tántrico se incorporan diferentes mudras, mantras y yantras para crear un estado de conciencia exaltado y las prácticas pueden ser dirigidas como oraciones para producir un efecto en el mundo o incluso como meditaciones para investigar la naturaleza de la conciencia (esto ocurre también en el tantra budista Karmamudra).


lunes, 7 de agosto de 2017

MÉDICOS ÉTICOS (9)




Los doctores Juan Gérvas y Mercedes Pérez Fernández critican una medicina imprudente y sin límites que provoca miedo al futuro, al envejecimiento y a la muerte, a una sociedad drogada con medicamentos muchas veces innecesarios.




"La búsqueda de la salud por la salud es un síntoma de mala salud pues se deja de disfrutar de la vida", apuntan. Consumimos salud pero nunca estamos satisfechos.

No hay que medirse el colesterol nunca, salvo en caso de problemas en las coronarias. Los chequeos médicos son perjudiciales y obedecen a intereses comerciales. Cinco TACs equivalen a la radiación de la bomba de Hiroshima, imagine los que se chequean anualmente. Por si acaso va a morir usted mañana, sea feliz hoy.





Somos personas que hacemos lo que decimos. Hemos sido funcionarios leales pero muy rebeldes, hemos sentido que el dueño era el paciente y que el gerente era un intermediario. Nunca hemos recibido a los representantes de la industria farmacéutica, nunca hemos ido a congresos que cuesten más de 50 euros. Si hemos dicho que no hay que poner la vacuna de la gripe, no la ponemos, pero al mismo tiempo hemos sido misericordiosos, si un paciente nos la pedía se la poníamos. Nuestros compañeros nos adoran porque hemos tenido piedad con ellos como con nosotros mismos. No somos tan duros como para ser fanáticos. Nunca hemos sido arrogantes, sino elegantes. Hay que respetar la dignidad de los pacientes, de los compañeros y la nuestra propia. Tenemos una recompensa científica y profesional ya que al final de la vida seguimos creando y teniendo eco.

sábado, 15 de julio de 2017

NATURALEZA ILUMINADA


Los árboles nos acogen y nos 
dan su iluminación 

Los árboles son santuarios. Aquel que sepa hablarles, aquel que sepa escucharlos, puede conocer la verdad. No predican ni aprendizaje ni preceptos, predican la antigua ley de vida. 
- Herman Hesse -








El agua nos da vida 
y nos bendice

Sobre el agua divina. Esto es el divino y gran misterio, el objeto de la búsqueda, porque esto es el Todo. Dos naturalezas, una sola sustancia; porque una atrae a la otra y una domina a la otra. Esta es el agua plateada, el hermafrodita lo que huye sin cesar, lo que se precipita hacia sus realidades propias, el agua divina que todos han ignorado, cuya naturaleza es difícil de concebir. En efecto, no es un metal, no es un agua en permanente movimiento, no es un cuerpo porque no se la puede agarrar. Esto es el Todo en todas las cosas, pues posee a la vez vida y espíritu y tiene un poder destructivo. Quien la conoce posee el oro y la plata. Su virtud permanece oculta, pero está dedicada a Erótilo.





De las aves que surcan el cielo
recibamos su gracia.
Y de todos los anialmas

"¿Cómo sabes si cada ave que surca los cielos
 no es un inmenso mundo de alegría, 
encerrado por tus cinco sentidos?"
Blake






Las plantas nos ayudan a evolucionar. 
Tienen quince sentidos más que los seres humanos.

Las plantas son un reino subestimado en su inteligencia, víctimas de nuestra visión antropomórfica de la realidad. No sólo son la pieza fundamental de la cadena de vida en la Tierra, al producir el oxígeno que vitaliza a los animales; son también seres sumamente perspicaces y sutiles. El neurobiólogo Stefano Mancuso de la Universidad de Florencia, fundador también del Laboratorio Internacional de Neurobiología Vegetal, explica que, de hecho, la ciencia ha demostrado que las plantas tienen los mismos cinco sentidos que los seres humanos y unos 15 adicionales. Entre las capacidades hipersensoriales de las plantas se encuentra la percepción de "cambios eléctricos, el campo magnético, el gradiente químico, la presencia de patógenos" y otros más. Mancuso aclara que "las plantas tienen nuestros cinco sentidos y 15 más. No tienen ojos y oídos como nosotros, pero perciben todas las gradaciones de la luz y las vibraciones sonoras".



















martes, 2 de mayo de 2017

Figura metálica





Limpiando el raspador con el estropajo de aluminio...


domingo, 23 de abril de 2017

Movimiento Butoh


Artículo publicado en la revista RTG (Revista de Terapia Gestalt)
Nº 37 /2017. Título del tema monográfico:
MOVIMIENTO VITAL

Hacer consciente el inconsciente. 
Poder sumergirse como el buzo y volver a flote. 
Todo creador es un Orfeo que logra 
regresar en vida del reino de los muertos. 
En eso consiste el arte. 
La obra proviene del reino de las sombras.
TÓTILA ALBERT



Fue en el festival UNO de movimiento y danza consciente  donde pude conocer de forma práctica en un taller la danza butoh. Hicimos un ejercicio donde había que expresar danzando el dolor o la tensión que uno llevara, es decir, exagerándolo y aumentándolo. Dicha propuesta me pareció muy gestáltica, y de ahí nació mi interés por profundizar más en la danza butoh. Llevo haciendo butoh durante dos años una vez a la semana, ¿Qué es la danza butoh? Cuento su origen: 

El primer bombardeo nuclear en 1945 sobre objetivos civiles en la historia de la humanidad en Hiroshima y Nagasaki, trajo consigo la rendición incondicional de Japón ante las fuerzas aliadas. Con el correr del tiempo, las imágenes de algunos sobrevivientes de aquel holocausto nuclear, que caminaban desorientados, con sus cuerpos quemados y con los globos oculares reventados y colgando sobre sus mejillas produjeron una reacción de asco y repulsión entre los japoneses. Ese trágico suceso inspiró la danza Butoh, también llamada "la danza hacia la oscuridad".







El auténtico fundador de la técnica butoh fue el coreógrafo japonés Tatsumi Hijikata (1928-1986), que junto a Kazuo Ohno (1906-2010), a diferencia de Tatsumi, era más un solista performático que un técnico y coreógrafo, conformaron el núcleo de lo que hoy se conoce como danza butoh. Fue en la década de 1960 que comenzaron a desarrollar esta forma de danza usando sonidos, pinturas, esculturas, palabras y visualizaciones para la creación de movimientos que pueden ser muy sutiles, microlentos, rápidos, grotescos, violentos, extremos, angelicales,  fantasmagóricos, demoníacos y oscuros. 

 Es en un taller de danza butoh, donde descubro el origen de la técnica de la silla vacía utilizada en Gestalt.  El butoh actual ha tomado del budismo tibetano distintas prácticas como el enfoque llamado "Feed you demons", o sea, “Alimenta a tus demonios”. Es un enfoque sanador que se basa en convertir tus demonios (aspectos egoicos) en aliados. Este método está atribuido a una mujer yogini  llamada Machig Lapdrön que vivió en el siglo XII en el Tíbet. Se dice de ella que fue una mujer iluminada que cultivó una práctica llamada Chöd. Machig integra la sabiduría chamánica, que era un movimiento fuerte hace mil años (Bön Chamanismo), y el budismo tibetano, creando una especie de sincretismo religioso. Esta experiencia de “Alimenta tus demonios” la hicimos sólo en una ocasión y la variante que tiene respecto a la silla vacía gestáltica es que una vez que hemos integrado a nuestro demonio, después del diálogo establecido intercambiando los cojines con él, hacemos un escrito o dibujo de la experiencia y finalmente improvisamos una danza como una forma de compartir la nueva relación y hacer un ajuste energético con nuestro demonio.


Son enormemente variados los tipos de juegos imaginarios que desde el movimiento corporal utilizamos en los talleres, en cada sesión siempre quedo sorprendido y fascinado. También son muy profundas y variadas las dinámicas de calentamiento. La meditación en la anatomía corporal es parte importante en el inicio de la sesión. 

Mi maestro Jonathan Martineau narra así la aventura de esta danza : “Todo son túneles y puertas de entrada. Cualquier evento, objeto o palabra tienen su segundo sentido que se relaciona con la intimidad de tu vida y sus memorias. Ninguna casualidad. Resonancias infinitas y conexiones en espacios plegados y tiempos invertidos. Se oyen los pensamientos, se materializan las intuiciones, se multiplican las sincronías, se captan memorias ajenas al vuelo, se dialoga con los insectos, se empatiza con plantas y árboles, con duendes y ángeles guardianes, con astros y demonios”. 



La experiencia es grupal, por tanto le damos importancia al contacto físico, a veces sutil, otras veces amontonados y arrollados en el suelo, pero creando con el cuerpo esculturas naturales y originales. La hipersexualidad y la hiperfobia se desvanecen, si las hubiera, al entrar en contacto físico con los compañeros de danza. 

Experimentamos también con frecuencia la retirada, aunque nos encontremos en un rincón de la sala aislados del resto del grupo, no nos sentimos solos ni separados del grupo (de la vida). Bachelard, en palabras de Martineau, deja claro el interés de sentirnos unidos a un todo de forma natural: 

“Cuando la imaginación está viva, todo, absolutamente todo conspira para proporcionarles a los seres aislados una vida universal. Nada que corregir, nada que mejorar, nada que quitar ni que añadir. Escucha, entrega, juego, inocencia, generosidad, más escucha, más libertad, menos conceptos convenidos, más sueños y más consciencia en los sueños, más conceptos que permiten ver un mundo que no alcanza el lenguaje. Miles de ojos, ninguna mirada fija. Ningún espacio fijo. Espacio naciente. Pensamiento naciente. No danza terapéutica. Danza del ser naciente”.


El butoh se nutre de una vanguardia filosófica que entiende el pensamiento como emanación del cuerpo. Una amiga gestáltica después de ver una actuación de expertos en danza butoh, mientras tocábamos con mi grupo musical Dhun.2, me dijo que era una danza muy mental. Tal vez a mí me encaja porque soy de corte mental. Entiendo que es una combinación y cultivo de la mente, imaginación, cuerpo y emoción. También se abre la mente subconsciente y se desmorona la mente enjuiciadora. 

De la página inicial del blog de J.Martineau, “Butosofía.com”, he tomado esta cita suya como presentación de su trabajo: 

“El seminario de butosofia ha sido concebido para sembrar semillas de una nueva manera de comprender cuerpo, mente y espacio en su estado naciente”.


Es una práctica que te lleva a tener más consciencia del constante movimiento que somos. Estoy en movimiento, en una danza persistente; todas mis células están danzando al ritmo de mi pulsación vital. Me pica en este momento en el centro de la espalda, me cuesta llegar y eso me obliga a sacar pecho, mi cuerpo se abre y deja espacio para que siga la danza; para que se movilicen las zonas olvidadas. Respiro y siento que tengo nariz, una nariz que si hablara me diría: “acuérdate más de mí”. Abro los dos orificios de la nariz con los dedos y puede entrar más cantidad de aire, me ventilo el centro de la cara. Se me ocurre escribir esto último como ejemplo de estar más en contacto con la danza del cuerpo en lo cotidiano. 

 En las fechas finales del curso solemos dejar entrar en la sala a amigos para mostrarles una acción escénica. Algo que nos repiten con frecuencia los amigos espectadores es que tiene mucho de estética plástica, aunque no empleamos técnicas de danza, y también dicen que les introduce la actuación en una meditación, otros lo vivencian como un extraño viaje movilizador.

Sí, es un viaje hacia abajo, hacia la oscuridad. Comparable a cuando dormimos en la noche oscura y entramos directamente al mundo de los sueños. Sueños que nos reparan y nos desprenden de toda lógica y seguridad. En Gestalt también jugamos con los sueños, cuando nos identificamos con cada parte del sueño, y todo tiene un significado real. Entonces podemos jugar a ser jirafas, plantas o estrellas. A ser todo. En los sueños estamos desprendidos del control racional, exceptuando los sueños lúcidos. La danza butoh es como entrar en un sueño lúcido, con la diferencia de que incluimos el movimiento corporal. 

 Durante la danza estamos sumergidos en la oscuridad, pero jugando con la seriedad que juega un niño. La oscuridad nos cuida en la noche, nos rehace e ilumina, o sea, experimentamos eso de ser un@ más con el todo. Tiene un efecto psicoactívo, pero sin la resaca de determinadas sustancias , dice Martineau. Al acceder a la oscuridad la luz se enciende sola, como en ciertos servicios públicos donde la luz automática prende al entrar.






En la palabra OSCURIDAD podemos leer “OS CUIDA” , “OS CURA” y “OS CRÍA”


En la danza derviche el giro se hace hacia atrás, hacia la izquierda, que es la ruta hacía abajo, hacia lo oscuro, y de ahí parte el vuelo a la luz de lo real. Así que podemos entrar en nuestro trauma o dolor y danzarlo, exagerarlo y expandirlo. En esta danza el viaje hacia la oscuridad es divertido, nunca frívolo. Te puedes convertir en un cadáver, demonio o monstruo, y gozarlo sutilmente.

Emilio Blázquez