Bienvivido y Bienvivida

BUENO, EN EL FONDO, FONDO, FONDO, NO EXISTIMOS.

domingo, 2 de marzo de 2014

SINCRETISMO (3). El Santo Daime, una enseñanza musical.



El Santo Daime es un culto ecléctico que surgió en el estado brasileño de Acre, en la Amazonia, en los comienzos del siglo XX. Su fundador fue Raimundo Irineu Serra. Enseñanza basada en la tradición cristiana y también con elementos espirituales afros e indígenas. Incluyen en su ritual la ingesta del milenario té conocido por el pueblo Inca como ayahuasca (vino de las almas). La bebida se obtiene por la cocción de dos plantas nativas de la selva tropical, el bejuco: Jagube (Banisteriopsis caapi) y la hoja de Rainha (Psicotria viridis). 

Pablo C. Amaringo


Es una enseñanza “musical” donde se cantan himnos acompañados de instrumentos musicales variados e incluyen oración, musicalidad, canto, danza y meditación. El canto, la danza y la música tocada en vivo tienen una función ritual muy importante en el culto del Santo Daime. 





Vídeo aportado por Francisco Sanabria


El compás del ritmo que más se utiliza durante la sesión, coordinado con la voz y la música, es el 4 x 4 marcado con los pies durante la danza. Las mujeres se ponen enfrente de los hombres a danzar, produciendo este movimiento rítmico que vemos en la figura animada de abajo. Este ritmo hace el efecto similar a un circuito integrado (microchip), envía órdenes eléctricas en movimiento a los demás circuitos para ponerlos en marcha, metáfora de la transmisión energética que se produce en el grupo. También se intercalan canciones con los compases 3 y 8. Estos sencillos ritmos permiten traer a tierra y también sostener las visiones que emergen de nuestro subconsciente. 



 Hablamos de una planta maestra, no de una droga. La Ayahuasca nos revela la realidad tal cual es y nos hace salir de nuestra aparente realidad (socio-cultural). En este sentido no es una planta alucinógena, sino que nos desalucina de nuestra pequeña visión que tenemos del misterio de la vida. Este efecto de alteración de la conciencia y entrar en otra realidad no es extraño a nuestro metabolismo, cuando soñamos segregamos una sustancia equivalente a la DMT de la Ayahuasca, que permite que soñemos o que entremos en nuestro subconsciente. 

Pablo C. Amaringo

De los ritos que se hacen con la Ayahuasca, el Santo Daime puede que sea el más ortodoxo, es un culto litúrgico muy estructurado, con estrictas normas de comportamiento, existe también una jerarquía entre los integrantes, sus libros sagrados están en forma de himnarios , y eso hace que este rito tenga una buena mezcla entre los polos heterodoxia-ortodoxia, Dionisio-Apolo, caos-orden. Claro, que a la vista del Papa no sería tan ortodoxo este ritual. La heterodoxia y lo ecléctico del Daime es que el participante puede integrar en el rito su particular credo. He visto participantes en el que tuvieron visiones arquetípicas de su religión hinduista. En mi caso (en los 90 tuve varias experiencias con el Daime), si previamente a la ceremonia había estado leyendo el Tao te King, los pasajes de Lao Tsé se me ampliaban en una comprensión mayor o incluso las imágenes del artista holandés Escher, del cual soy un fiel admirador, las pude vivenciar in situ, por momentos, en esa dimensión que muestra en sus litografías de mundos imaginarios imposibles.

Pablo C. Amaringo

Sandra Barros me recuerda que en este rito son esenciales la abuelita Ayahuasca y la Santa María. 

Ver: Ayahuasca: un cambio de vida psicodélico

Emilio Blázquez






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buzón de ideas